Parejas · Relaciones · Romance · Uncategorized

Tú mi inspiración – Capítulo Final?

TMI5– Me gusta… ¿pero solo quieres esto? – pregunta sonriendo.  – Por ahora sí – respondo levantando una ceja.  – ¿Puedo ver tu servilleta? – pregunto.  – Es casi lo mismo, así que salí ganando de todas maneras – responde sonriendo enseñandome lo que escribió.  – Me gusta…serías el primero – digo sonriendo.  – No te creo – dice dudoso y sorprendido.  – Quédate con la duda entonces – respondo encogiéndome de hombros, no quiero dar detalles por ahora.  Por su mirada sé que estan pasando muchísimos pensamientos por su mente.  – ¿Nos vamos? – pregunto guiñando un ojo haciéndome la fuerte pero por dentro estoy que tiemblo.  – Como tú digas, ahoras estas tú a cargo del resto de la noche – responde.  – Rosie, la cuenta por favor – le pido.  – No te prepcupes va por la casa, no todos los días vienen personas famosas a este local, espero lo hayas diafrutado – dice mirando a Christian.  – Muchísimo, hace tiempo no me sentía tan cómodo en un lugar público, el ambiente y la comida muy exquisita – responde.  – Muchas gracias por el cumplido.  Bueno mi cielo, sigan disfrutanto.  Christian, cuidala mucho, Chiara es un tesoro – ella dice y nos abraza, le agradezco, nos despedimos y nos marchamos.

Cuando llegamos al auto él me abre la puerta.  – Espera – dice aguantando mi mano antes de entrar.  Se pega a mí, acaricia mi rostro y me besa, esta vez él abre sus labios y yo me dejo ir, mi corazón quiere salir expulsado de mi pecho, mis piernas se debilitan, siento que me voy a desmayar.  ¡Christian Hamill me está besando apasionadamente! – ¿Quieres que me detenga? – pregunta mientras me besa.  – No… – digo agitada.  Él me pega más a su cuerpo y me besa con mucho más deseo.  – Okay, okay, okay ya…debemos irnos – digo pegada a su boca.  – Okay…- dice respirando profundamente y nos subimos al auto.  – Te invito a mi departamento – digo nerviosa.  – ¿No quieres ir al hotel? – pregunta.  – Para lo que deseo que hagas prefiero que sea en mi departamento – digo con voz temblorosa.  – Chiara me interesas y bastante, quiero que me conozcas y me veas como cualquier chico, no como una figura pública…no te pongas nerviosa – dice acariciando mi mano.  Si supiera por qué son mis nervios…pienso.  Para tranquilizarme, él cambia el tema y comenzamos a hablar de mis habilidades al jugar billar.

– Mi departamento es pequeño y nada lujoso, pero es muy acogedor – le advierto cuando nos estacionamos.  – No te preocupes Chiara, te parecerá mentira pero no me gustan los lujos, yo amo lo que hago y no por la fama, es mi trabajo mi pasión – dice haciéndome reír.  – Es en serio, ¿por qué esa risita? – pregunta.  – Tu pasión te da muchísimo dinero, sin embargo la mía…- digo encogiéndome de hombros.  – Creo que eso cambiará pronto, después de esa exhibición muchos te van a reconocer – dice acariciando mi barbilla.  – Bienvenido a mi humilde hogar – digo al abrir la puerta.  – Encantador…como tú – dice tomando mi mano mirando alrededor.  – Huele delicioso, huele a tí – comenta sonriendo.  – Espérame aquí ya regreso, ¿deseas algo de tomar? – pregunto acariciando su rostro.  – No gracias, estoy bien ve tranquila, aquí te espero – responde.

Me ducho para refrescarme, estoy tan nerviosa, no puedo creer que él esté aquí en mi departamento.  ¿Pasará más de lo que decia la servilleta? El solo pensarlo me hace sentir deseos de vomitar otra vez.  Me pongo la blusa que me regaló y solo me pongo un panty que parece pantalocito corto.  Respiro profundo y salgo a la sala dónde lo veo mirando las obras que tengo en el suelo.  – ¿Te gustán? – pregunto, él se gira y me mira intensamente.  – Nena…estas hermosa – dice.  ¡¿Dijo nena?!  ¡¿Igual que en mi sueño?!  – Gracias Christian – respondo.  Se acerca poniendo su mano en mi cintura – Muero por hacer lo que quieres que haga…puedo? – pregunta, asiento con la cabeza.  Lentamente sube la blusa y se pone de rodillas en al suelo.  – Oh… me encanta – dice acariciando mi tatuaje, justo lo que quería que hiciera.  Estoy en las nubes y mi impulso me hace quitarme la blusa, sin importarme que vea mis senos ya que no llevo sostén puesto.  Mi tatuaje comienza desde debajo de ellos – Para que lo puedas ver mejor – digo agitada.  – Quiero besarlo – dice muy cerca de la piel.  –  Ahora vas a hacer lo que tú deseas – digo sin aliento.  De pronto no siento su respiración cerca, así que abro mis ojos y miro hacia abajo.  – De eso tenemos que hablar, ven – dice levantándose y me lleva al mueble.  ¿Qué? ¿Hablar? ¿Ahora?  Me pongo mi blusa y me siento, él se sienta del otro lado. – ¿A qué te referías con que sería el primero en besar la mariposa? – pregunta.  – Eh… soy una mujer conservadora, siempre he visto el cuerpo femenino como una obra de arte  y por eso mismo nunca se lo he entregado a un hombre – le explico.  El abre sus ojos de asombro – ¿Y por qué estas así y yo estoy aquí y esta noche ha sido tan intensa?…Bueno para mi lo ha sido – dice tocando su pelo.  – Porque  ni en mi servilleta no en la tuya decia tener sexo, solo tocar y besar el tatuaje – respondo sonriendo.  – Pero tus besos, tu cuerpo dice que quiere más – responde.  – Es que no tienes idea lo que significas para mi Christian – digo mirándolo directo a los ojos.  – Sí lo sé Chiara, créeme, estar aquí contigo es como un sueño hecho realidad…- dice pero me le abalanzo encima y lo comienzo a besar.  Ahora sí, en la intimidad de mi casa mi cuerpo tiene libre albedrío de sentir cada pulgada de excitación que Christian y este  momento provocan en mí…

Fin o Continuará…

Envienme un email o déjenme saber a mí Instagram estefania_avellan.  Ustedes deciden el destino de Chiara y Christian!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s