Parejas · Relaciones · Romance · Uncategorized

Tú mi inspiración – Capítulo 3

TMI Bar– Hola Chiara – saluda sonriendo.  – Christian – digo cuando por fin puedo respirar.  – Te traje un regalo – dice entregándome una caja.  – Conocerte fue el mejor regalo que me pudiste haber dado – digo sonriendo confusa tomando la caja.  – Ábrelo – insiste, así que sigo sus intrucciones.  Al abrirlo me comienzo a reír – ¿Una blusa? – pregunto entre risas.  – No todos los días Christian Hammil te regala una blusa – dice haciéndome reír a carcajada.  – Quería reponer la que manché – dice apenado.  – Muchas gracias, no tenías que hacerlo…¿cómo supiste mi size? – pregunto mientras la saco de la caja.  – Soy muy observador…especialmente con lo que me llama la atención – responde.  ¿¿¿Acaba de decir que yo le llamo la atención??? pienso alarmada.  – Eh… – digo con voz temblorosa porque me quedo sin palabras.  – Sí Chiara, quiero conocerte más – dice muy serio.  Siento que me voy a vomitar de la emoción, me tiembla hasta el cabello.  – Supongo que eso le dices a todas las chicas…pero bueno te voy a seguir la corriente, ya estamos por cerrar el museo, te invito a comer o tomar algo ¿qué te parece? – pregunto.  – Me parece bien, pero no tengo auto, vine en Taxi para que veas que soy una persona normal – explica.  – Bueno…Pepe nos espera, esta vez si tengo la llave en mi bolso – digo haciéndolo reír.  – Perfecto – dice entre risas y mientras termino de recoger todo, él se queda mirando mi exhibición y yo…en el espacio incrédula de toda esta situacion nuevamente.

– Pepe huele muy bien – dice al subirse en el lado del pasajero.  – Gracias – respondo y me comienzo a reír.  – ¿Me puedes pellizcar?…esto tiene que ser un sueño – digo negando con la cabeza.  – ¿Quieres saber si esto es verdad?…ven – dice acercándose tomando mi barbilla ¡y me besa en los labios! Mi estómago se retuerce, quiero vomitar otra vez de la emoción.  Y como ando sensible por culpa del sueño, siento las cosquillas del beso debajo de mi tatuaje de mariposa.  – Definitivamente es realidad – digo y nos quedamos mirándonos a los ojos, tiene la misma mirada que tenía en mi sueño cuando salí de las sábanas.  – Vámonos de aquí tengo hambre – digo cambiando la mirada y enciendo el auto, lo miro con la esquina del ojo y se está sonriendo.  – ¿Qué tienes deseos de comer? – pregunto.  – Eh…tu… – responde y mi celular lo interrumpe.  – Disculpa es mi amiga quedé con vernos en mi departamento, le voy a cancelar – le explico y respondo en el alta voz.  – Hola Michelle, tengo que cancelar.  Voy a comer con un cliente muy importante que quiere que le haga unas pinturas – digo al contestar.  – ¿Quien es, Christian Hammil que es tan importante y vas a cancelar? – pregunta de forma sarcástica haciéndonos reír.  – Yo no puedo esperar para saber como la pasaste en la noche con ese papasito – dice y la interrumpo.  – Michelle… – voy a decirle que la llamo más tarde pero Chrsitian me interrumpe.  – Sí Michelle soy Christian Hammil no ha sido mi intención interrumpir sus planes, pero si quieres, llega a dónde iremos a comer y entre Chiara y yo te contamos nuestra fabulosa noche…ah! y gracias por lo de papasito – dice sorprendiéndome.  Hay silencio entre los tres, él se está sonriendo con travesura, yo estoy con los ojos que se me van a salir y se escucha la respiración agitada de Michelle por el asombro.  – Te vemos en Rosie’s, llegamos como en media hora – le digo.  – Tú me estas jugando una broma…está bien llego como en 45 minutos – responde y termina la llamada.  – Parece que tu amiga se molestó – dice riendo.  – Creo que sí, a Michelle no le gusta que le hagan bromas así – respondo sonriendo.  – Espero que el lugar que escogí te guste, es el único lugar donde creo que vas a poder estar tranquilo.  Todos son bohemios y no hacen más que concentrarse en las artes – digo riendo.  – Perfecto, yo confío en tí.  Cuéntame más de Michelle, parece que es tu mejor amiga – comenta, así que el resto del camino vamos hablando de nuestras historias juntas.

Al llegar todos me saludan como es usual ya que nos tratamos como familia, es un pequeño Bar & Grill, pero el ambiente es tranquilo y la comida es deliciosa.  – ¿Todo bien? – le pregunto a Christian, tiene aspecto confuso.  – Es que hace tiempo no sentía esta tranquilidad, a todos lugares que voy me acechan como si fuera la última sensación – responde.  – Es que lo eres – digo encogiéndome de hombros mientras nos sentamos.  – ¿Christian Hammil? -pregunta Rosie, la dueña.  – ¡Bah! cantantes Victoria muy rápido! – le digo haciéndolo sonreír.  – Sí mucho gusto – responde educadamente.  – Me alegro que hayas tenido la oportunidad de conocer a Chiara, ¿sabes que eres la inspiración de ella en algunas de sus obras? – ella le dice.  ¡No Rosie va a saber que soy una loca obsesionada! pienso.  – No lo sabía, me siento muy honrado y yo también me alegro de haberla conocido – responde, haciéndome sentir muy bien.  – Rosie gracias por revelar quién es mi musa – digo sonriendo negando con la cabeza.  – Ya les traigo sus cervezas – dice ella riendo y se marcha.

– Así que yo soy tu inspiración – dice sonriendo.  – No te lo voy a negar…fan número uno – respondo riendo, ya no hay caso de que siga guardando lo que él es para mí.  Rosie nos trae la cervezas y lo noto que está pensativo.  – Gracias Rosie – le agradezco y se marcha.  – Yo no tengo un tatuaje en todo mi costado terminando en una mariposa cerca de mi área genital, aunque se vería increíblemente sexy en una mujer  – dice sonriendo haciendo que escupa el sorbo de cerveza que acabo de tomar y comienzo a toser.  – ¿Estás bien? – él pregunta dándome palmadas en la espalda.  – ¿Por qué me haces ese cometario? – pregunto cuando me repongo.  – Por las pinturas que quiero comprar – responde.  Sí, mis obras más preciadas son auto retratos pero de mi cuerpo – Oh no en esos utilize una modelo, mi amiga Michelle – respondo lo primero que viene a mi mente.  – Oh – dice confuso.  – ¿Y cómo supieste dónde encontrame? – le pregunto para cambiar la conversación.  – Memoricé la dirección cuando filmé el autógrafo, tenía que volver a verte, y más cuando pusiste el post en mi página y me di cuenta que tu eras la Chiara que siempre comentaba en mi página y que ansiaba conocer….

Continuará…

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s