Uncategorized

Así se comienza el verano – Capítulo final

ACV3Pega su cuerpo al mío y me mira el golpe en el rostro.  – Si no hubieses estado mirandome tanto esto no te hubiese pasado – dice acariciando el golpe.  – ¿Cómo no iba a mirate si por poco se sale esto? – digo cogiendo su intimidad con fuerza pero con cuidado de no lastimarlo.  – Mmm…¿andas deseosa? – dice entre dientes y me besa como si me fuera a tragar pegándome a la pared.  Yo sigo con mi mano en su miembro sintiendo cómo su deseo se convierte en excitación.  Comienza a bajar saboreando todo mi cuerpo llegando a mi intimidad.  ¿Y este hombre tiene dos lengua? me pregunto sintiendo un placer muy intenso. – Oh Mark – gimo cuando llego a ese momento tan delicioso.  Sus labios recorren mi cuerpo nuevamente hasta que llega a mi boca.  – Vamos que me quiero duchar contigo – dice besándome.  Toma mi mano y me lleva a mi habitación.  La “Linda controladora de toda situación” se ha quedado en el pasillo pegada a la pared después de esa deliciosa saboreada que me acaban de dar, estoy hipnotizada, solo sigo sus instrucciones.

Antes de entrar a la ducha, voy a mi cajita mágica porque tengo la impresión de que en la ducha pasará más, mucho más que ducharnos, o al menos eso es lo que yo quiero. Entramos a la ducha y yo sigo todavía flotando de placer.  Esprime jabón en su mano y la pasa por su cuerpo para lavarse, lo miro con lujuria y me acerco para besarlo, él esprime más jabón en sus manos y las pasa por todo mi cuerpo mientras me besa.  Me pega a la pared nuevamente, esta vez quedo de espaldas a él y sin dejar de besarme se pone lo que traje de mi casita mágica y entra en mí con fuerza.  – No habías dicho mi nombre en todo el día…quiero escucharlo otra vez… – dice agitado.  ¡Cómo se mueve este hombre! pienso mientras se hunde en mí.  – Vamos Linda…di mi nombre – dice excitado en mi oído cuando siente que contraigo mi cuerpo.  – Sí Mark – gimo.  – Quiero verte de frente – dice y me voltea.  Me levanta por las nalgas y vuelve a entrar en mí.  – Ahora que te tengo y te siento me encantas mucho más Linda – dice entre jadeos.  A este chico le encanta hablar durante el acto y me fascina. Gemimos y jadeamos mirándonos hasta que terminamos.

Tanta adrenalina me ha dado hambre, así que nos vamos a la cocina a comer de las sobras. El cielo ilumina este momento con cada relámpago y la melodía de la lluvia lo hace mucho más especial.  Estamos desnudos comiendo hamburguesas y riendo de eventos que ocurrieron durante la fiesta.  – ¿Y que es lo más que disfrutaste de la fiesta? – le pregunto.  – ¿Te respondo, te lo demuestro o te lo hago sentir? – responde haciendo que se me salga una risita media estúpida.  – Mark me tienes actuando diferente, ni yo misma me reconozco – digo.  – Cada vez que dices mi nombre me enciendes, será porque tardaste tanto en decirlo – dice acercándose.  Me levanta para sentarme en el mesón, quedando obviamente más alta que él.  – Me gusta la vista que tengo – dice mirando mis pechos y comienza a besarlos mientras sus manos juegan con mi intimidad.  ¡Ay madre mía de dónde ha salido este hombre que sabe hacer tantas cosas ricas! me tiene perdida en su tan placentera mágia.  – Ahora te quiero en la cama – dice bajándome del mesón.

Pero esto no puede ser, estoy que hasta las piernas me tiemblan.  Yo tengo que virar a este hombre como media…pienso mientras subimos a mi habitación.  Cuando llegamos lo empujo a la cama y me subo encima de él, lo beso, esta vez soy yo quién lo quiere devorar de pies a cabeza y mientras juego con su cuerpo , con su intimidad la cual es maravillosa, él jadea jugando con mi cabello dejándome saber que disfruta lo que  estoy haciendo.  Luego, no sé cómo me tiene como una muñeca poniendome en diferentes posiciones, pero cómo lo estoy disfrutando tanto no hago ni un mínimo de esfuerzo por tomar el control, simplemente me rindo y dejo que sea él quien me vire como una media a mí.

Despierto y la tormenta ya ha cesado.  El cielo está azul y el sol brilla anunciando que es un nuevo día.  Me volteo y me encuentro con una nota encima de la almohada.  “Linda, la parte que más me gusto de la fiesta fue haber naufragado…pero en tu cuerpo… Mark”.  Lo leo quedándome atónita, y muy curiosa de saber quién rayos es este hombre.  Pero por ahora lo único que puedo hacer es recordar que ésta fue la mejor fiesta de todas y que así se comienza el verano.

 

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s